Desde 1999, la controversia sobre el timerosal ha ido en aumento

LA CONTAMINACIÓN POR MERCURIO
Desde 1999, la controversia sobre el timerosal ha ido en aumento. Muchos padres creen que la exposición de los lactantes al timerosal en las vacunas contribuye al autismo y otras alteraciones en el desarrollo cerebral. Esto parece haber surgido, en parte, por el aumento notable de la incidencia de autismo en las décadas de 1980 y 1990. Además, la creciente toma de conciencia de que el mercurio es una neurotoxina grave ha hecho que muchos padres cuestionen las razones por las que se les inyecta mercurio a sus bebés. Grupos de padres y otros sectores citan estudios en la literatura que según ellos respaldan o sugieren una conexión entre el timerosal y el autismo. Estas alegaciones, sin
embargo, han sido cuestionadas. 225
La comunidad médica rechaza en forma amplia la conclusión de que existe una conexión entre el timerosal y las enfermedades neurológicas en la infancia. En 2004, el Comité de Examen de la Seguridad de las Inmunizaciones del Instituto de Medicina de los Estados Unidos publicó un informe que examinaba la hipótesis de que las vacunas tienen una relación de causalidad con el autismo. La conclusión fue que la evidencia favorece el rechazo de una relación causal entre las vacunas que contienen timerosal y el autismo. 226 También en 2004, el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que los últimos estudios epidemiológicos no muestran una asociación entre la vacunación con vacunas que contienen timerosal y enfermedades específicas del neurodesarrollo. 227 La posición de la Comisión de Medicamentos de Uso Humano del Reino Unido es que no hay evidencia de efectos adversos para el neurodesaarrollo causados por los nivles de timerosal en las vacunas, excepto un pequeño riesgo de reacciones de hipersensibilidad tales como sarpullidos en la piel o hinchazón local en el sitio de la inyección. 228 El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas de la Organización Mundial de la Salud concluyó que actualmente no hay evidencia de toxicidad por mercurio en los lactantes, los niños o los adultos expuestos al timerosal de las vacunas. 229
La importancia de la vacunación para prevenir las enfermedades está bien documentada.
La preocupación por los efectos secundarios de las vacunaciones ha dado como resultado, en algunos países desarrollados, una disminución de la tasa de vacunación, y esto ha contribuido a que se produzcan brotes de sarampión y de otras enfermedades, además de un aumento de las complicaciones graves. Por consiguiente, existe una preocupación importante dentro de la comunidad de salud pública y en todos lados de que la controversia en torno al timerosal en las vacunas pueda tener consecuencias graves para la salud infantil.
Muchos países industrializados parecen estar avanzado hacia el uso de vacunas en envases monodosis y están eliminando gradualmente el timerosal de las vacunas.
Hacer esto a nivel mundial puede tomar tiempo debido a las dificultades asociadas al reemplazo de vacunas en envases multidosis por vacunas en envases monodosis.
También hay dificultades con el cambio de la formulación de una vacuna con licencia.
Reemplazar el timerosal por una alternativa libre de mercurio durante la producción, o no agregar timerosal al producto final va a requerir, por lo general, una etapa de investigación y desarrollo, y también un nuevo proceso de otorgamiento de licencia que incluye una serie de pruebas preclínicas y clínicas. 230 Pese a ello, se han hecho avances.
Según una hoja informativa preparada por una coalición de ONG europeas, el Laboratorio Central Nacional del Sistema de Salud de Dinamarca no ha usado timerosal en las vacunas para niños desde 1992. El Programa de Vacunación Infantil de Suecia no ha usado preservantes a base de mercurio en las vacunas desde 1994. Y el Departamento de Salud del Reino Unido anunció en 29004 que que ya no usaría timerosal en las vacunas para lactantes. 231 En Estados Unidos, las vacunas para lactantes recomendadas casi rutinariamente solo están disponibles en formulaciones libres de timerosal o en
formulaciones que contienen menos de 1 microgramo de timerosal por dosis. La única excepción es la vacuna inactivada de la influenza, que está disponible principalmente para uso pediátrico en Estados Unidos, en una formulación que sí contiene timerosal. Sin embargo, hay otras formulaciones disponibles de esta vacuna que no contienen timerosal o que contienen solo trazas de timerosal. 232
La situación en el mundo en desarrollo es bastante diferente, pues parece existir un escaso impulso hacia la eliminación gradual de timerosal de las vacunas en la mayoría de los países. En muchos de ellos es difícil o imposible movilizar los recursos necesarios para inmunizar a todos los lactantes y los niños, y esto ha hecho surgir cuestionamientos en torno al desvío de recursos para la eliminación gradual de las vacunas con timerosal.
La sustitución de las vacunas que contienen timerosal por alternativas libres de mercurio puede resultar especialmente problemática en los países donde las vacunas que se fabrican localmente contienen timerosal y son mucho menos costosas que las vacunas importadas, libres de timerosal, que las sustituyen.
Otra consideración importante es si las vacunas usadas para la inmunización deben suministrarse en envases monodosis o en envases multidosis. En muchos casos es importante que los envases multidosis contengan un preservante como el timerosal a modo de protección contra la contaminación derivada de las múltiples agujas que extraen la vacuna del envase. El uso de un preservante tiene menor importancia cuando se usa un envase monodosis. La OMS argumenta que el suministro de vacunas en envases monodosis demandará un aumento significativo de la capacidad de producción
y vendrá acompañado de un alto costo. La OMS señala también que los envases monodosis necesitan espacios de almacenamiento en frío mucho más grandes y aumentan los requerimientos en materia de transporte. Dado que la OMS determinó que muchos países en desarrollo tienen una capacidad de producción insuficiente y una infraestructura insuficiente para el transporte y almacenamiento de las vacunas en condiciones de cadena de frío, se llegó a la conclusión de que los costos y cargas adicionales hacen inviables las vacunas en envases monodosis para la mayoría de los países. 234,235
Pese a que la OMS y otras instituciones han presentado argumentos poderosos para no avanzar hacia la eliminación del timerosal en el mundo en desarrollo, muchas ONG y organizaciones de la sociedad civil están desconformes con esta situación como perspectiva a largo plazo. Están conscientes de que la comunidad médica mundial muchas veces ha sido lenta en reconocer el daño causado a la salud humana por la exposición a otras sustancias tóxicas, a dosis bajas. Por ejemplo, en una época tan
reciente como es la década de 1960, la comunidad médica aún no tenía estudios o datos que mostraran claramente que los niños con altos niveles de plomo en la sangre, de hasta 50 microgramos por decílitro, estaban sufriendo un serio envenenamiento por plomo. Hoy se reconoce que los niños con niveles de plomo en la sangre de 5 microgramos por decílitro o menos sufren efectos nocivos. Con esta perspectiva histórica en mente, hay quienes hallan difícil conformarse con las seguridades brindadas por la comunidad médica de que no hay ninguna asociación conocida entre las vacunas que
contienen timerosal y los daños en el desarrollo neurológico infantil.
A medida que muchos países altamente industrializados avanzan hacia la eliminación gradual del timerosal en las vacunas infantiles, resulta difícil para muchas ONG y otros grupos aceptar el doble estándar de que esta no debería ser también la meta para los países en desarrollo. Entre las formas en que se puede avanzar están la investigación sobre preservantes efectivos, libres de mercurio, que reemplacen el timerosal, y el apoyo a los fabricantes de vacunas de los países en desarrollo para que puedan producir buenas vacunas, de bajo costo, libres de mercurio. Un convenio global de control del
mercurio puede ser un vehículo para promover éstas y otras medidas.


Fuente: Introducción a la
Contaminación
por Mercurio
para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid