Introducción a la Contaminación por Mercurio - Lámparas de mercurio de arco corto

Resultado de imagen para Lámparas de mercurio de arco corto   Resultado de imagen para Lámparas de mercurio de arco corto

Lámparas de mercurio de arco corto: Son bombillas de cuarzo de forma esférica o levemente oblonga, con dos electrodos separados apenas por unos pocos milímetros. La bombilla está llena de vapor de argón y mercurio a baja presión. El vataje puede variar desde menos de 100 watts hasta
unos pocos kilowats. La luz que crean es extremadamente intensa, y estas lámparas se usan para aplicaciones especiales, como reflectores, equipo médico especializado, fotoquímica, curado ultravioleta y espectroscopía.
Una variación de ella es la lámpara de mercurio-xenón de arco corto, que es similar, pero contiene una mezcla de vapor de xenón y de mercurio. Estas lámparas por lo general contienen entre 100 mg y 1.000 mg de mercurio.
Muchas contienen más de 1.000 mg de mercurio .166
Lámparas capilares de mercurio: Aportan una intensa fuente de energía radiante, desde el rango ultravioleta hasta el casi infrarojo. No necesitan un período de calentamiente para encenderse o reencenderse y alcanzan su brillo casi completo en unos segundos. Las lámparas capilares de mercurio tienen una variedad de largos de arco, poder radiante y métodos de montaje. Se usan en la fabricación de tableros de circuitos impresos y en otras aplicaciones industriales. También se usan para el curado ultravioleta –muy utilizado en el proceso de serigrafía; la impresión y copiado de CD/
DVD; la fabricación de suministros médicos; la decoración de botellas y copas, y en aplicaciones en revestimientos. Estas lámparas contienen entre 100 mg y 1.000 mg de mercurio. 167
7.6 Instrumentos de medición que contienen mercurio
El mercurio se expande y se contrae en forma pareja con los cambios de temperatura y presión . Esta característica ha hecho útil el mercurio en instrumentos científicos, médicos e industriales que miden la temperatura y la presión.
La Unión Europea adoptó una directiva que restringe algunos instrumentos de medición que contiene mercurio. Todos los termómetros de mercurio para medir la fiebre están prohibidos en el mercado de los países de la Unión Europea. También están prohibidos otros instrumentos de medición que contienen mercurio y que están destinados al público en general, entre ellos manómetros, barómetros, esfigmomanómetros (instrumentos para medir la presión arterial), y las demás clases de termómetros de mercurio. Se ha hecho una excepción con los instrumentos antiguos, de más de 50 años,
y la Unión Europea encargó nuevos estudios sobre la disponibilidad de alternativas confiables, seguras, técnica y económicamente factibles, para los instrumentos que contienen mercurio y que se usan en el campo de la salud y en otras aplicaciones profesionales e industriales. 168 Varios gobiernos estatales de Estados Unidos adoptaron también prohibiciones o restricciones para algunos instrumentos de medición que contienen mercurio. 169 En respuesta a estas medidas, numerosos fabricantes han ido dejando de lado estos instrumentos y están aumentando la producción de alternativas libres de mercurio, rentables y de alta calidad.
Los termómetros y esfigmomanómetros son los instrumentos de medición más comunes que contienen mercurio. Los termómetros tienen numerosas aplicaciones, tales como termómetros para la fiebre y otros tipos de termómetros usados en el hogar y en instalaciones industriales, de laboratorio y comerciales. Un termómetro puede contener entre 0,5 g y 54 g de mercurio. En Estados Unidos, por ejemplo, el contenido de todos los termómetros vendidos en 2004 fue de aproximadamente dos toneladas métricas. Un esfigmomanómetro contiene entre 50 g y 140 g de mercurio.
El contenido de todos los esfigmomanómetros vendidos en Estados Unidos fue de aproximadamente una tonelada métrica. 170
Debido a que los esfigmomanómetros y otros instrumentos de medición que contienen mercurio están expuestos al aire, con el tiempo se pierde mercurio a través de la volatilización. Como resultado de ello,
-------------------------------------------------------------------
168 “Directive 2 007/51/EC of the European Parliament and the Council of 2 5 September 2 007 Relating to Restrictions on the Marketing of Certain Measuring Devices Containing Mercury,” Official Journal of the European Union, March 10, 2007, http://eur-lex.europa. eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2007:257:0013:0015:EN:PDF.
169 “Fact Sheet: Mercury Use in Measuring Devices,” IMERC, 2 008, http://www.newmoa.org/prevention/mercury/imerc/factsheets/ measuring_devices.pdf.
-------------------------------------------------------
ocasionalmente debe reponerse el mercurio de estos instrumentos. En forma creciente, el estándar con el cual se recalibran estos instrumentos es el de un instrumento que no usa mercurio, lo que indica la exactitud y durabilidad de los instrumentos electrónicos sin mercurio.
Los siguientes son otros instrumentos de medición que contienen mercurio:
• Los barómetros miden la presión atmosférica. (Cada uno puede contener entre 400 g y 620 g de mercurio.)
• Los manómetros miden variaciones en la presión de gas. (Cada uno puede contener entre 30 g y 75 g de mercurio.)
• Los psicrómetros miden la humedad. (Cada uno puede contener entre 5 g yo 6 g de mercurio.)
• Los medidores de flujo miden el flujo de gas, agua, aire y vapor.
• Los hidrómetros miden la gravedad específica de los líquidos.
• Los pirómetros miden la temperatura de materiales extremadamente calientes. (Se usan principalmente en las fundiciones.)
El contenido de mercurio de todos los manómetros vendidos en Estados Unidos en 2004 fue de poco más de una tonelada métrica. Todos los demás instrumentos de medición indicados más arriba que fueron vendidos en Estados Unidos en 2004, tomados en conjunto, contenían 0,1 toneladas
métricas de mercurio. 171
7.7 Amalgamas dentales de mercurio
La amalgama dental es un material usado por los dentistas para rellenar las caries dentales, o cavidades, causadas por el deterioro de los dientes.
A los empastes dentales de amalgama se les llama a veces rellenos de plata porque tienen una apariencia similar a la plata. La amalgama es una mezcla
de metales que contiene mercurio elemental y una aleación en polvo, compuesta de plata, estaño y cobre. Por peso, aproximadamente el 50 por ciento de la amalgama dental es mercurio elemental. 172 Esta tecnología tiene más de 150 años. En el pasado, los dentistas preparaban la amalgama
en el mismo consultorio, usando mercurio elemental y polvos de metal a granel. Actualmente, muchos dentistas compran la amalgama dental en
------------------------------------------------------------
171 Ibid.
172 “About Dental Amalgam Fillings,” U.S. Food and Drug Administration, http://www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedical-
Procedures/DentalProducts/DentalAmalgam/ucm171094.htm#1.
----------------------------------------------------------
cápsulas que vienen en distintos tamaños. El contenido de mercurio de cada cápsula puede variar entre 100 mg y 1.000 mg de mercurio. 173
Un relleno dental de amalgama de mercurio libera vapores de mercurio en cantidades muy pequeñas, y estos vapores pueden ser absorbidos y llegar a la corriente sanguínea de una persona. Se ha calculado que una persona con relleno de amalgama dental absorbe, en promedio, entre 3 y 17
microgramos de vapor de mercurio en su sangre cada día. Es una exposición pequeña, pero es mucho más grande que la exposición humana promedio causada por el contenido de mercurio del aire libre que respiramos. 174
Los estudios que se han realizado sobre los posibles daños de la exposición al mercurio causada por la amalgama dental han llegado a conclusiones que difieren bastante entre sí. Algunos estudios han encontrado evidencias que sugieren que el mercurio de la amalgama dental puede conducir a diversos
problemas de salud, entre ellos nefrotoxicidad, cambios neuroconductuales, autoinmunidad, estrés oxidativo, autismo y alteraciones de la piel y la mucosa. Se han citado también evidencias que sugieren una relación entre la exposición a dosis bajas de mercurio con el desarrollo de la enfermedad
de Alzheimer y de la esclerosis múltiple. Los autores de un artículo que revisó la literatura científica respalda este punto de vista, argumenta que algunos otros estudios sobre la amalgama dental tienen errores sustantivos de método y que los niveles de mercurio en la sangre, la orina u otros biomarcadores no reflejan la carga de mercurio de los órganos críticos. Los autores afirman que se han realizado varias pruebas en las cuales la remoción de la amalgama dental ha mejorado en forma permanente algunas dolencias crónicas en un número relevante de pacientes. Este artículo de revisión
concluye que “la amalgama dental es un material inapropiado por razones médicas, ocupacionales y ecológicas.” 175
Otros estudios fidedignos, sin embargo, han llegado a conclusiones distintas. Por ejemplo, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) revisó la evidencia científica disponible para determinar si los bajos niveles de vapor de mercurio asociados a las tapaduras de
amalgama dental constituyen una causa de preocupación. Con base en esta
---------------------------------------------------------------
173 “Fact Sheet Mercury Use in Dental Amalgam,” IMERC, 2 010, http://www.newmoa.org/prevention/mercury/imerc/factsheets/dental_ amalgam.cfm.
174 “Mercury,” Chapter 6.9 in Air Quality Guidelines, WHO Regional Office for Europe, http://www.euro.who.int/document/aiq/6_
9mercury.pdf.
175 J. Mutter et al., “Amalgam Risk Assessment with Coverage of References up to 2 005,” Institute for Environmental Medicine and Hospital Epidemiology, University Hospital Freiburg, http://www.iaomt.org/articles/files/files313/Mutter-%20amalgam%20risk%20asses sment%202005.pdf.
----------------------------------------------------------------------
revisión, la FDA concluyó que los rellenos de amalgama dental son seguros para los adultos y los niños de 6 años y más. 176 A partir de esta revisión, en 2009 la FDA actualizó su reglamento en materia de amalgamas dentales.
El nuevo reglamento de la FDA clasifica a las amalgamas como de riesgo moderado. La FDA recomienda advertir a los pacientes que tienen alergia al mercurio acerca del uso de amalgama dental. También recomienda que los materiales de envasado de la amalgama dental contengan indicaciones que ayuden a los dentistas y a los pacientes a tomar decisiones informadas. Las indicaciones deben contener información sobre la evidencia científica acerca de los beneficios y los riesgos de la amalgama dental, incluyendo el riesgo que presentan los vapores de mercurio inhalados. 177
En respuesta a las preocupaciones de salud y ambientales asociadas a las amalgamas dentales, su uso ha ido declinando en Estados Unidos y Europa Occidental. (No están claras las tendencias en el resto del mundo.) En 2007, el Ministerio del Medio Ambiente de Noruega emitió una directiva que prohíbe el uso de mercurio en materiales dentales. 178 En 2009 le siguió Suecia, al prohibir el uso de amalgama dental en los niños y restringiendo su uso en los adultos solo a los casos en que hay una razón médica determinada para su uso y cuando otros tratamientos han sido juzgados insuficientes. 179 Con base en la evidencia disponible, Austria, Alemania, Finlandia, Noruega, el Reino Unido y Suecia aconsejaron a los dentistas evitar específicamente las obturaciones con amalgama que contienen mercurio durante el embarazo. 180
En Estados Unidos, el uso de amalgamas dentales de mercurio está declinando. Entre 2004 y 2007, el contenido de mercurio de las amalgamas dentales usadas en Estados Unidos declinó casi en un 50 por ciente, desde 27,5 toneladas métricas en 2004 a 15 toneladas métricas en 2007. 181
Cuando los dentistas utilizan rellenos de amalgama de mercurio, se generan residuos que contienen mercurio y que entran en los sistemas de alcantarillado y en los flujos de residuos sólidos. Sin embargo, existe una
--------------------------------------------------------------
176 “About Dental Amalgam Fillings,” FDA, citado más arriba.
177 “FDA Issues Final Regulation on Dental Amalgam,” FDA, July 2 8, 2 009, http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/Pressannouncements/ ucm173992 .htm.
178 “Minister of the Environment and International Development Erik Solhei Bans Mercury in Products,” press release, December 2 1,
2007, http://www.regjeringen.no/en/dep/md/press-centre/Press-releases/2007/Bans-mercury-in-products.html?id=495138.
179 “Dental Amalgam: Prohibition to Use Dental Amalgam,” the Swedish Chemicals Agency (KemI), http://www.kemi.se/templates/
Page____3151.aspx.
180 Philippe Hujoel et al., “Mercury Exposure from Dental Filling Placement During Pregnancy and Low Birth Weight Risk,” American
Journal of Epidemiology (2005) 161 (8), p. 734-40, http://aje.oxfordjournals.org/content/161/8/734.full.
181 “Fact Sheet Mercury Use in Dental Amalgam,” IMERC, citado más arriba.
-----------------------------------------------------------
tendencia creciente en muchos consultorios dentales a capturar y reciclar los residuos de mercurio que se generan en la práctica profesional, y algunas asociaciones nacionales de odontología han establecido directrices acerca de las mejores prácticas de gestión de los residuos de amalgama. 182
En muchos países es práctica común cremar a las personas cuando mueren.
En un crematorio, la amalgama dental se vaporiza y es liberada en el aire.
No hay buenas estadísticas sobre la cantidad de mercurio que se libera en el aire, a nivel mundial, debido a las cremaciones. Según un cálculo de 1995 sobre las cremaciones en Estados Unidos, aproximadamente 500.000 personas fueron cremadas, lo que liberó aproximadamente 1,25 toneladas
métricas de mercurio en el aire. 183 La cremación es muy común en varios países, y esta práctica está aumentando rápidamente en otros. En algunos casos se quitan las amalgamas dentales antes de la cremación para evitar las emisiones de mercurio. Sin embargo ha habido resistencia cultural a esta
práctica. Los controles de emisiones de los crematorios también pueden reducir la liberación de mercurio, pero estos pueden aumentar los costos en forma importante.
Existen argumentos de peso para la eliminación gradual del uso de amalgama dental y su reemplazo por alternativas más seguras. En todo caso, es necesario evaluar adecuadamente los sustitutos propuestos, a fin de garantizar que se eviten las alternativas que tengan sus propios impactos
negativos sobre la salud y el medio ambiente.

Fuente: Introducción a la
Contaminación
por Mercurio
para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid