Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG - En algunos países, el uso de iluminación fluorescente

  

Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG
Por Jack Weinberg
En algunos países, el uso de iluminación fluorescente que contiene mercurio puede contribuir, en el corto plazo, a reducir la contaminación mundial por mercurio
Los tubos fluorescentes y las lámparas fluorescentes compactas a menudo contienen una cantidad relativamente pequeña de mercurio y son muy eficientes energéticamente, comparados con las bombillas incandescentes. Cuando grandes cantidades de personas usen luces fluorescentes en lugar de bombillas incandescentes, se reducirá en gran parte, en términos generales, la demanda total de electricidad. En la mayoría de los casos, esta sustitución puede reducir las emisiones de mercurio de las plantas termoeléctricas en una cantidad mayor que la cantidad de mercurio contenido en las mismas lámparas fluorescentes. Esto puede demostrarse con un ejemplo basado en datos de Estados Unidos. Hay que hacer notar, sin embargo, que algunas conclusiones basadas en las condiciones que prevalecen en países altamente industrializados no sean aplicables a algunos países en desarrollo y países con economías en transición.
Consideremos una lámpara fluorescente compacta (LFC) de 14 watts que se usa para reemplazar una bombilla incandescente de 60 watts. La LFC de 14 watts y la bombilla incandescente de 60 watts producen aproximadamente la misma cantidad de luz. En Estados Unidos la vida promedio de una LFC es de aproximadamente 20.000 horas. Durante este promedio de vida, la LFC consumirá 280 kilowat horas (kWh) de electricidad. En el mismo período, una bombilla incandescente de 60 watts consumirá 1.200 kWh de electricidad. Al sustituir una bombilla incandescente de 60 watts por una LFC de 14 watts, en las condiciones prevalecientes en Estados Unidos, se pueden ahorrar, en promedio, 920 kWh de consumo de electricidad durante la vida de la LFC.
En Estados Unidos, una central eléctrica a carbón, de tamaño promedio, emite aproximadamente 0,0234 mg de mercurio en el aire por cada kilowatt hora de electricidad que genera. Si partimos del supuesto de que una casa en Estados Unidos obtiene toda su electricidad de una central eléctrica a carbón, de tamaño promedio, observamos que el hecho de reemplazar una bombilla incandescente de 60 watts por una LFC de 14 watts reduce las emisiones de mercurio de la termoeléctrica en 21,5 mg como promedio (y también reduce la emisiones de gases de invernadero, dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y otros contaminantes).
Dado que la LFC promedio de 14 watts que se vende en Estados Unidos contiene 5 mg de mercurio o menos, su uso reduce las emisiones totales de mercurio en 16,5 mg de mercurio, aproximadamente, incluso suponiendo que todo el mercurio de la LFC entra eventualmente en el medio ambiente. (Con 21,5 mg de mercurio conservados, menos los 5 mg de mercurio contenidos en la LFC, llegamos a una reducción de 16,5 mg de las emisiones de mercurio.) 148,149 Bajo estas condiciones, cuando las luces fluorescentes reemplazan a las bombillas incandescentes en gran escala, la reducción total de las emisiones de mercurio puede ser significativa. )
Por otro lado, las condiciones en algunos países pueden ser bastante distintas. En Rusia, por ejemplo, las lámparas fluorescentes contienen al parecer más mercurio que en Estados Unidos, y hay muchas lámparas en Rusia que contienen entre 20 mg y 500 mg de mercurio. Los expertos rusos calculan que el total de mercurio contenido en las lámparas fluorescentes actualmente en uso en Rusia es de aproximadamente 50 toneladas métricas. Tomando en cuenta su tasa de agotamiento, se calcula que estas lámparas son responsables de la liberación de aproximadamente 10 toneladas métricas de mercurio en el medio ambiente cada año.150
En Rusia y en muchos otros países, la regulación del voltaje del suministro de energía es inconsistente y los consumidores de electricidad experimentan numerosas alzas repentinas de voltaje. Por este motivo, la expectativa de vida de las lámparas fluorescentes en Rusia tiende a ser más corta que en los países que tienen un suministro de energía eléctrica más estable.151
Estas y otras consideraciones influyen en los beneficios y en los costos asociados a la conversión de bombillas incandescentes a lámparas fluorescentes. Por ejemplo, el contenido del mercurio del carbón varía de un país a otro y de una región a otra, tal como la cantidad de mercurio liberado por kilowatt hora de producción de una central eléctrica a carbón de tamaño promedio. Además, la proporción del suministro eléctrico derivado de las centrales a carbón varía de un lugar a otro. Algunos países tienen sistemas relativamente buenos para garantizar que las lámparas fluorescentes sean recolectadas al término de su vida útil y gestionadas en formas que reduzcan al mínimo la liberación de mercurio en el medio ambiente, mientras que otros países no cuentan con tales sistemas. También existen diferencias entre los países en el costo relativo de las lámparas fluorescentes. Finalmente, es posible que en los países donde el precio de la electricidad es relativamente bajo, donde el costo de las lámparas fluorescentes es muy alto, y donde las lámparas fluorescentes tienden a tener una vida útil acortada, la conversión de luz incandescente a luz fluorescente puede significar un costo neto para los consumidores, en vez de un ahorro neto.
Al final, los expertos de distintos países y regiones pueden llegar a distintas conclusiones con respecto a la conveniencia de reemplazar gradualmente las bombillas incandescentes por lámparas fluorescentes en sus países. Hay numerosos factores que considerar antes de adoptar una decisión en esta materia. Por un lado, los expertos pueden considerar el cambio climático y la importancia de las medidas para reducir la demanda de electricidad proveniente de plantas termoeléctricas que usan carbón
148 “The Truth About Mercury in Lamps and Bulbs,” Progress Energy CurrentLines, citado más arriba.
149 “Compact Fluorescent Bulbs and Mercury: Reality Check,” Popular Mechanics, May 2007, http://www.popularmechanics.com/ home/reviews/news/4217864.
150 “Mercury Emission Sources in Russia; The Situation Survey in Six Cities of the Country,” Eco-Accord Centre, June 2 010 http://www.zeromercury.org/projects/Russian%20Mercury%20sources%20Eng-Final.pdf .
151 Correspondencia privada con un dirigente de una ONG rusa.
Fuente: Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes

Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales