Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid -Amenazas

Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid
Amenazas
Tendidos eléctricos
La mortalidad en las líneas eléctricas se produce debido a dos causas diferentes:
• Colisión contra los cables. Afecta a aves de hábitos gregarios que realizan vuelos crepusculares (avutardas, grullas, patos…). Los accidentes se producen generalmente en líneas de alta tensión por el choque contra el cable de tierra de pequeño grosor que hay por encima del resto de los cables. Las medidas de conservación pasan por evitar el trazado de líneas por áreas en las que se den concentraciones de aves susceptibles de accidentarse y las señalización del cable de tierra en las líneas instaladas mediante lo que se ha denominado “salvapájaros” (espirales, tiras de teflón, etc.).
• Electrocución en los postes. La electrocución afecta especialmente a aves de tamaño mediano-grande y que se posan en los apoyos de forma habitual para reposo, como percha desde la que cazar, etc. Los accidentes suceden cuando se establece contacto entre el cable y el poste metálico. Es más frecuente en líneas eléctricas de pequeño tamaño. De cualquier forma, es determinante el diseño del poste y del sistema de amarre. La muerte se produce generalmente por el paso de la corriente a través del cuerpo del ave, aunque a veces la descarga no es letal y el ave cae malherida al suelo.
Venenos
El uso del veneno se generalizó en España como método de control de algunas especies de depredadores en los años cincuenta, cuando la estricnina pasó a ser una técnica dentro de la gestión cinegética. Esta práctica comenzó a disminuir a partir del año 1984, año en que este método fue prohibido.
Pero a principios de los años noventa surgió un nuevo impulso del veneno, utilizándose esta vez todo tipo de tóxicos, insecticidas y otros venenos. Las razones de este nuevo impulso hay que encontrarlas en el descenso de las poblaciones de especies cinegéticas, habiéndose comenzado a utilizar incluso en ganadería y agricultura.
El número de rapaces envenenadas ha aumentado de forma alarmante y se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad, afectando a muchas de nuestras especies más amenazadas.
Rodenticidas
Son venenos utilizados en la lucha contra las ratas y ratones.
Elaborados con anticoagulantes, pasan a través de la cadena trófica con facilidad pues los roedores afectados son más fácilmente depredados, transmitiéndose y afectando el químico al depredador que muere a causa de las hemorragias internas que el veneno le produce.
--------------------------------------------------------------
La Lechuza Común depreda sobre micromamíferos, y por ello puede verse afectada por los rodenticidas
--------------------------------------------------------------
Afecta especialmente a rapaces que, como la Lechuza Común o el Mochuelo, están ligadas a medios humanizados y especializadas en el consumo de micromamíferos.
A gran escala debería limitarse su uso y optar por métodos inocuos o menos peligrosos para la fauna silvestre. A pequeña escala, en los hogares, es mejor optar por trampas tradicionales tipo cepo.
---------------------------------------------------------------
Si encuentras un animal muerto, no lo toques. Llama a la Guardia Civil o a los Agentes Forestales para que puedan retirarlo y puedan levantar un acta, iniciar un expediente, hacer análisis de tóxicos, etc.
-------------------------------------------------------------------
Plaguicidas
Los pesticidas organoclorados son, en su mayoría, insecticidas utilizados en la lucha contra las plagas agrícolas. También hay herbicidas, fungicidas, etc. Están ampliamente distribuidos por todos los ecosistemas y son responsables del declive poblacional de muchas especies de aves pues afectan a diversos aspectos relacionados con la reproducción (fertilidad, grosor de la cáscara del huevo…). Las aves de presa son unos de los grupos más altamente contaminados, pero también afectan en gran medida a otros grupos animales como los murciélagos.
Entre los más peligrosos encontramos el DDE, DDT, HCN y los PCBs.
Estos químicos se acumulan en los tejidos animales, especialmente en el tejido graso, son altamente persistentes (degradan lentamente) en el medio ambiente, y se acumulan sucesivamente en los niveles tróficos.
Al problema del uso de pesticidas, ya de por sí suficientemente grave, hay que añadir la falta de control en su uso: superdosis, tratamientos indiscriminados y fumigación clandestina. La solución pasa por controlar el uso de estos productos, valorar las actuaciones (necesidad real de fumigación, daño esperado, elección adecuada de fechas de fumigación, modo de realizarla, etc.) e investigar medidas alternativas en la lucha contra los insectos.
Fuente: Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid

Textos: Brinzal Diseño: De••Dos, espacio de ideas
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales