PARQUE ECOLOGICO DISTRITAL DE MONTAÑA ENTRENUBES


PARQUE ECOLOGICO DISTRITAL DE MONTAÑA ENTRENUBES
Las demás especies que encontramos en este hábitat corresponden a especies con una gran capacidad de adaptación y poca sensibilidad, que acuden a los cultivos en busca de flores o frutos que se encuentran con gran abundancia en determinadas épocas. Cabe anotar que éstas especies requieren de corredores como las cercas vivas que bordean los cultivos para su movilidad y refugio.
El Pastizal (Lámina 5) es el hábitat que presenta menor diversidad en cuanto a cobertura vegetal se refiere, ya que se trata de grandes extensiones cubiertas principalmente por gramíneas que presentan intrusiones de otras especies de plantas en las zonas limítrofes con otros hábitats. Éste hábitat no es buen refugio para las especies de aves excepto para Sturnella Manga (Chirlobirlo) quien se encontró anidando allí.
El pastizal funciona más como reserva para forrajeo de insectos y pequeños vertebrados por especies que lo visitan ocasionalmente pero que prefieren otros hábitats como refugio.
El Eucaliptal (Lámina 6) presenta diversidad vegetal baja y poca oferta de recursos alimenticios ya que en este hábitat son principalmente aprovechadas las flores por colibríes ya que los frutos del eucalipto no son comestibles. A este hábitat encontramos restringida tan sólo una especie: Piculus rivolii (Carpintero carmesí), que fue avistado tan solo una vez, un individuo. Sin embargo este registro es raro ya que este carpintero es propio de ecosistemas de Bosque altoandino bien conservado. Pensamos que para esta y otras especies de aves el hábitat de Eucaliptal son solo de paso y pueden resultar conectores importantes para un número limitado de especies relativamente tolerantes al disturbio.
En los eucaliptos fueron avistadas regularmente especies de tamaños grandes: Turdus fuscater (Mirla negra), Icterus chrysater (Toche) y colibríes: Colibri coruscans (Colibrí de oreja azul), Eriocnemis vestitus (Pomponero reluciente) y Lesbia victoriae (Colicinto colinegro), las grandes porque este hábitat les permite forrajear con gran facilidad y los colibríes porque se alimentan de las flores del Eucaliptus globulus (Eucalipto).
Los hábitats que se han paramizado (Lámina 7) con vegetación nativa, probablemente después de disturbios como la quema, presenta una menor riqueza de especies de aves, esto debido principalmente a que es un hábitat naturalmente hostil para las especies de aves, sin embargo encontramos tres especies de colibríes restringidas a este hábitat: Pterophanes cyanopterus (Alizafiro grande), Chalcostigma heteropogon (Picoespina bronceado), Oxipogon guerinii (Barbudito paramuno). Estas tres especies son propias de los sistemas de páramo propiamente dichos. Es muy poco probable que estas especies permanezcan en las áreas del parque durante todo el año. Nosotros pensamos que estas y otras especies del parque son aves no residentes que migran desde sistemas de páramo cercanos como Sumapaz o los mismos Cerros Orientales de Bogotá.
Esta característica revela la importancia de conservar estos relictos en proceso de paramización para mantener la diversidad en la comunidad de las aves.
Este hábitat presenta una elevada diversidad vegetal, por lo que encontramos asociado a él especies de amplia distribución que están aprovechando la oferta diversa de recursos.
13.5.2 OBSERVACIONES SOBRE EL CICLO ANUAL DE LAS AVES
Las aves tropicales presentan ritmos anuales bien definidos de reproducción y muda del plumaje.
A lo largo de los recorridos de observación y jornadas de captura identificamos al menos 11 especies de diferentes familias que presentaron actividad reproductiva: Detectamos nidos activos para una especie de oropéndola Sturnella magna en el hábitat de paramización en el sector de Gavilanes y para el colibrí Metallura tyrianthina en el sistema de matorral alto del cerro Juan
Rey.
Para Ochthoeca fumicolor (Pitajo ahumado) y Zenaida auriculata registramos individuos trasportando material para la construcción del nido. Con el método de capturas encontramos evidencias de actividad reproductiva (parche de cría, protuberancia cloacal o juveniles) para: Diglossa humeralis, Diglossopis cyanea, Anisognathus igniventris, Carduelis spinecens, Atlapetes pallidinucha, Lesbia victorie, Metallura Tyrianthina, Colibrí coruscans, Zonotrichia capensis
Pocas especies presentaron época de muda del plumaje (cañones en la base de las plumas de ala y cuerpo), entre ellas: Troglodytes aedon y Conirostrum rufum.
Fuente: PARQUE ECOLOGICO DISTRITAL DE MONTAÑA ENTRENUBES
TOMO I
COMPONENTE BIOFISICO FAUNA-AVES

CORPORACION SUNA HISCA
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales