Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG


Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG
Una vez que ha sido consumido el mercurio, es razonable suponer que se va a algún lado. En algunos casos, sin duda, una parte del mercurio consumido se recupera o recicla más tarde, o es eliminada en forma responsable. Estas cantidades pueden y deben ser cuantificadas. En general, sin embargo, hay que suponer que el mercurio que ha sido consumido y sobre el cual no se han entregado datos, contribuye a la contaminación mundial total por mercurio.
Se estima que un 65 por ciento (aproximadamente 1.250 toneladas métricas) de las
1.930 toneladas métricas que el PNUMA calcula como el total anual de todas las emisiones antropogénicas de mercurio en la atmósfera, proviene de solo tres fuentes que no usan mercurio en forma intencional: el 45 por ciento corresponde al uso de combustibles fósiles, el 20 por ciento a la producción de metales (excluido el oro) y un 10 por ciento a la producción de cemento.73 En contraste con ello, el PNUMA calcula que solo 557 toneladas métricas de emisiones de mercurio se liberan en la atmósfera desde fuentes que usan mercurio en forma intencional. Sin embargo, los informes señalan que los productos y procesos que usan mercurio intencionalmente consumen unas 3.800 toneladas métricas de mercurio al año. Esto sugiere que solo el 15 por ciento del mercurio consumido por estas fuentes intencionales es liberado en la atmósfera. ¿Cuál es el destino del 85 por ciento restante? Es indudable que una buena parte de él entra en el medio ambiente y contribuye a la contaminación mundial por mercurio.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
73 “The Global Atmospheric Mercury Assessment,” UNEP, citado más arriba.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
Por ejemplo, cuando una batería, una bombilla fluorescente o algún otro producto que contiene mercurio va a parar a un vertedero o a un relleno sanitario, gran parte de su contenido de mercurio se libera con el tiempo en el aire y en otros medios ambientales.
Cuando es quemado o incinerado, el contenido de mercurio puede liberarse con mayor rapidez, ya que es difícil de capturar incluso con filtros modernos. Las plantas que fabrican cloro-álcali y MCV (monómero de cloruro de vinilo) ciertamente liberan también mucho más mercurio en el medio ambiente del que sugieren los cálculos oficiales de emisiones en el aire.
La mayor parte del mercurio consumido por fuentes intencionales termina casi con seguridad en el medio ambiente, y mucho de este mercurio termina circulando en la atmósfera del mundo. La única forma de hallarle sentido a los datos existentes sobre emisiones antropogénicas de mercurio es concluir que la liberación ambiental de mercurio desde fuentes intencionales es un contribuyente mucho mayor a la contaminación mundial por mercurio que lo que pueden sugerir únicamente los datos sobre emisiones aportados por el PNUMA. Por lo demás, dado que muchos de los datos del PNUMA provienen de fuentes gubernamentales y reflejan la forma en que la mayoría de los gobiernos recoge los datos sobre emisiones de mercurio en el aire y otras emisiones en el medio ambiente, sería oportuno que las ONG examinaran en forma crítica los datos sobre emisión y liberación de mercurio difundidos y utilizados por sus gobiernos nacionales.
Fuente: Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes

Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid