CAMBIO CLIMÁTICO: FUTURO NEGRO PARA LOS PÁRAMOS


  

CAMBIO CLIMÁTICO:
FUTURO NEGRO PARA LOS PÁRAMOS
Greenpeace apoya e insta al gobierno colombiano para que continúe forjando esfuerzos para permitir que se comprenda y acepte la importante relación que tiene la conservación de estos ecosistemas y la supervivencia del ser humano.
Greenpeace también reconoce el esfuerzo pionero que Colombia ha hecho a nivel mundial al invertir recursos de un proyecto de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) para la conservación de un páramo tan importante como el de Chingaza, al igual que declararlo humedal de importancia internacional
Ramsar e invertir esfuerzos en establecer el primer proyecto de adaptación – INAP7 de ecosistemas de alta montaña al cambio climático en el páramo de Chingaza. Greenpeace espera este mismo nivel de compromiso para todos los páramos que aún se encuentran en el territorio nacional.
Sin embargo, el 88% de los páramos no pertenecen a las áreas protegidas del sistema de parques nacionales, y algunos pertenecen a otros esquemas de áreas protegidas. En el caso del Departamento del Valle del Cauca -por citar un ejemplo- el 60% de los páramos no se encuentran en áreas protegidas (Arana, et al 2002). Por lo tanto, existen áreas de páramo sin regulación institucional en donde hacen falta incentivos para su conservación.
Uno de los mayores desafíos que se presenta en este ecosistema es tratar de compatibilizar conservación y desarrollo en un medio donde la fragilidad del ambiente está confrontada con el incremento del uso de la tierra y todo el ecosistema se ve claramente amenazado por los acelerados procesos de transformación y degradación (Monasterio y Molinillo, 2002).
El argumento que determina que cada país es responsable de proteger sus ecosistemas naturales, no se cumple la medida requerida. En el caso colombiano, por ejemplo, esto se comprueba cuando se otorgan licencias ambientales para la explotación minera en ecosistemas estratégicos como los páramos. Las políticas y la legislación colombianas no funcionan del modo adecuado y hay un debilitamiento institucional que lo agrava. Por lo tanto es muy difícil que por sí solas las políticas del Gobierno o de otras instituciones (por ejemplo, las reformas del régimen de propiedad de las tierras, o los incentivos fiscales) puedan establecer incentivos para conservar ecosistemas como el páramo.
Los gobiernos han perdido soberanía y, en muchos casos, las compañías multinacionales, basadas en la actual economía de mercado han legitimado sus intereses, tal es el caso de la minería en páramos. Por eso es necesario el compromiso internacional para legitimar los acuerdos de cambio climático porque las acciones para evitar la destrucción de ecosistemas naturales como responsabilidad de cada país no son muy significativas en muchos casos (García, 2003).
7 | Integrated National Adaptation Programme
Conclusiones
Colombia es altamente vulnerable a los impactos del cambio climático y, como señalan diversos estudios (IDEAM, Ministerio del Medio Ambiente y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2001 y 2002), con un aumento acelerado de la temperatura global del planeta sus efectos se sentirán a nivel social, económico y ambiental.
Aunque Colombia no es uno de los responsables principales de haber causado el problema del cambio climático -su contribución llega a 0,35% del total de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera- los datos de los impactos en nuestro país son alarmantes y respaldan los anterior: la mitad del país se vería afectado negativamente debido a cambios en el patrón de precipitaciones (lluvias); la infraestructura turística de la Isla de San Andrés sufriría consecuencias negativas al desaparecer 17% de su territorio; casi la totalidad de los nevados y glaciares desaparecerían completamente, así como el 75% de los páramos.
En particular, los páramos son considerados uno de los ecosistemas colombianos más vulnerables a escenarios de cambio climático al grado de asegurarse que el impacto sobre los mismos tienen poco margen de error: los cambios serán fatales, irreversibles.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales