La contaminación de los suelos,



La contaminación del suelo

La contaminación de los suelos, a su vez, se debe principalmente a las actividades
industriales, los vertederos urbanos de residuos sólidos, los vertederos ilegales de
desechos sólidos, y los productos agroquímicos como los fertilizantes y plaguicidas.
Estos factores afectan de manera negativa a la productividad del suelo, la calidad de agua, la palatabilidad de las hortalizas, y los precios de los lotes en la cercanía de tales
vertederos.
En el 2009 se reportó que la basura se había convertido en el principal problema de
contaminación de la República Dominica. De hecho, hoy en día el país está produciendo
más de 6,000 toneladas diarias de desechos sólidos, que se botan a cielo abierto.
Felizmente, hay algunos esfuerzos que han venido controlando esta situación, incluyendo programas de capacitación para representantes de las Unidades de Gestión Ambiental Municipal (UGAM) de varios ayuntamientos del país.
Sabiendo que el principal problema en la gestión ambiental es el manejo de residuos
sólidos, la realización de talleres de capacitación de promotores ambientales en la gestión integral de desechos sólidos resulta ser una opción alternativa muy interesante. Por eso, en el 2003, se estableció el programa Red Giresol con apoyo de la cooperación alemana, GTZ. Esta red se dedica a la organización de talleres de capacitación como actividad esencial para llegar a un manejo más integrado y más sostenible de estos y otros desechos contaminantes. La idea principal detrás del programa Red Giresol, es crear conciencia y capacidad para convertir los residuos sólidos en fuentes renovables de energía, gas y otras materias primas, tal como se hace en los países desarrollados. Un paso a futuro, en este contexto, concierne la creación de rellenos sanitarios regionales que reemplacen a los muchos vertederos municipales a cielo abierto.
Bajos de Haina: Un caso severo de contaminación ambiental
Un lugar que sufre de gran contaminación del suelo, agua y aire en la República es el
municipio de Paraíso de Dios en Bajos de Haina, donde habitan cerca de 90,000 personas de las cuales 32% son de hogares pobres. Allí, un imponente complejo industrial con gran cantidad de chimeneas tiene ya 20 años de estar funcionando, contaminando el ambiente de la manera más grave, ocasionando severos daños a la salud humana. El Inventario de Emisiones Contaminantes Peligrosas, levantado en el 2004 en esta zona industrial por la Secretaría del Medio Ambiente (SEMARENA) revela que en ese lugar las más de 100 fábricas productoras de farmacéuticos, manufacturas, artículos metalúrgicos, aparatos eléctricos y electrónicos, y refinerías de petróleo son responsables anualmente de la emisión al aire de 9.8 toneladas de formaldehido, 1.2 toneladas de plomo, 416 toneladas de amonio y 18.5 toneladas de ácido sulfúrico. Informa que de todas esas emanaciones se identifican 84 sustancias peligrosas, con 65 tóxicas de mayor grado. Resulta que una gran cantidad de los residuos sólidos en la zona se mantienen en el ambiente y no se degrada.
Metales pesados como el plomo y el cobre, igual como el ácido fosfórico, el cloro y el
amonio se acumulan en los suelos del área, causando estragos en la salud de los
habitantes de esta ciudad. Actualmente, muchos habitantes de Bajos de Haina sufren de
bronquitis, asma e infecciones diarreicas agudas. Además, hay niños pobres que tienen
metales pesados como el plomo en su sangre, provocado por una planta de reciclaje de
baterías de automóviles que estaba instalada allí, lo que convierte al municipio de Paraíso de Dios en Bajos de Haina en una de las ciudades más contaminadas del mundo.
Ahora más que nunca, es vital que la población humana en La Española igual que en las
demás partes del mundo tome precauciones para reducir la contaminación ambiental. En
este sentido, se recomienda a los ciudadanos del mundo, entre otros, que: a) reduzcan el
uso de vehículos, manteniendo los motores de los vehículos limpios; b) no boten
sustancias nocivas y no degradables como pinturas, baterías, plásticos, desechos
electrónicos y medicinas en lugares no apropiados; y c) separen la basura y reciclen
materiales como papel y cartón, vidrio, aluminio (latas) y desechos vegetales (frutas,
verduras).
Acciones muy puntuales en la República Dominicana, como la propuesta titulada “Hacia Una Política de Gestión Ambiental Participativa”, buscan “desatar voluntades,
investigaciones, acciones futuras de la vida municipal para la preservación de nuestro
entorno, nuestra vida en salud y la preservación de los recursos naturales del planeta”.
Son estos tipos de esfuerzos en conjunto con entes gubernamentales nacionales y
municipales, con el apoyo de las empresas privadas, organizaciones no gubernamentales
y la sociedad civil en general, los que ayudarán a crear una mayor conciencia y a
estimular la implementación de prácticas de desarrollo limpio, para así poder detener la
contaminación ambiental y recuperar nuestro entorno, para que las futuras generaciones
puedan vivir en un mundo más limpio, sano y saludable.
Fuente: Kappelle, M. 2009. "Contaminación." En: Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE)/Global Foundation for Democracy and Development (GFDD).
Diccionario Enciclopédico Dominicano de Medio Ambiente. Disponible en línea en:
http://www.dominicanaonline.org/DiccionarioMedioAmbiente/es/cpo_contaminacion_bis.asp
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales