Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG


  

Introducción a la Contaminación
por Mercurio para las ONG

También es difícil calcular el porcentaje de contaminación mundial por
mercurio que proviene de distintas fuentes antropogénicas. El informe
del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)
“Global Atmospheric Mercury Assessment” 68 [“Evaluación mundial del
mercurio en la atmósfera: fuentes, emisiones y transporte”] identifica
diversas actividades humanas que liberan mercurio en el medio ambiente
y entrega datos de emisiones para muchas de ellas. Con frecuencia, estos
datos de emisiones son citados como un indicador de la proporción de
la contaminación mundial por mercurio que proviene de estas distintas
fuentes. Así, por ejemplo, se repite con frecuencia que la quema de
combustibles fósiles –principalmente carbón— es la mayor fuente de
contaminación por mercurio y es responsable del 45 por ciento de
todas las emisiones de mercurio a nivel mundial provenientes de fuentes
antropogénicas; que la minería de oro artesanal y en pequeña escala (MAPE
de oro) es la segunda mayor fuente de contaminación por mercurio y es
responsable de un 18 por ciento, aproximadamente, de las emisiones, y así
sucesivamente. 69
Sin embargo, estos y otros cálculos estimados de las emisiones de mercurio
provenientes de diversas fuentes pueden ser mal interpretados. Esto se
debe a que el cálculo de las emisiones en la atmósfera se basa solamente
en las mediciones del mercurio liberado directamente en el aire y no toma
en cuenta la liberación de mercurio en los residuos, en los suelos y en el
agua, pese a que mucho de este mercurio se volatilizará posteriormente y
--------------------------------------------------
68 “The Global Atmospheric Mercury Assessment: Sources, Emissions and Transfers,” UNEP Chemicals Branch, 2 008, http://www.
chem.unep.ch/mercury/Atmospheric_Emissions/UNEP%20SUMMARY%20REPORT%20-%20CORRECTED%20May09%20%20final %20for%20WEB%202008.pdf.
69 Ibid.
---------------------------------------------------
entrará en el aire. Estos cálculos tampoco toman en cuenta otras emisiones
de mercurio relacionadas con la fuente y que no han sido medidas. La
liberación real de mercurio desde una fuente puede ser mucho más alta que
las emisiones de mercurio reportadas para esa fuente.
Los datos estimados de emisiones pueden ser mal
interpretados
El porcentaje de emisiones en el aire a nivel mundial que provienen de una fuente
determinada se usa a menudo como un indicador de la cantidad de contaminación por
mercurio en el mundo que viene de esa fuente. Así, por ejemplo, cuando leemos que
los combustibles fósiles quemados son responsables del 45 por ciento de todas las
emisiones de mercurio en el aire a nivel mundial desde fuentes antropogénicas, resulta
natural concluir que el 45 por ciento del problema de la contaminación mundial por
mercurio proviene de la quema de combustibles fósiles. Pero esta conclusión puede ser
engañosa, por numerosas razones:
1) Hay algunas fuentes de emisiones de mercurio en el aire sobre las que existen
muy pocos o ningún dato. La contribución de estas fuentes a las emisiones
mundiales de mercurio en el aire puede estar enormemente subestimada.
2) Es más fácil medir la cantidad de emisiones de mercurio a la atmósfera desde
unas fuentes que desde otras. La contribución a las emisiones mundiales de
mercurio en el aire desde fuentes difíciles de medir puede estar subestimada.
3) Algunas fuentes de mercurio tales como el mercurio contenido en los productos
tienen un ciclo de vida complicado. Puede resultar difícil incorporar totalmente
las emisiones de mercurio en el aire que ocurren en todas las etapas del ciclo de
vida del producto al cálculo de las emisiones asociadas a estas fuentes.
4) Algunas fuentes de mercurio liberan grandes cantidades de mercurio en los
suelos, el agua y los residuos. Por lo general, la liberación de mercurio en estos
medios no aparece contribuyendo al total mundial de emisiones en el aire.
Sin embargo, el mercurio liberado en medios que no son el aire contaminará
frecuentemente los ecosistemas acuáticos y contribuirá a la contaminación
total por mercurio a nivel mundial. Además, gran parte del mercurio liberado en
estos medios, se volatilizará posteriormente y entrará en el aire. Puede resultar
difícil incorporar de manera completa estas emisiones secundarias al cálculo de
emisiones mundiales en el aire asociadas a la fuente original.
Un ejemplo extremo de fuentes subestimadas es la producción del monómero de cloruro
de vinilo (MCV). Parece no haber datos disponibles sobre emisiones de mercurio en el
aire a partir de la producción de MCV. Por lo tanto, las emisiones mundiales de mercurio en el aire a partir de la producción de MCV se cuentan como cero en el cálculo total del PNUMA de emisiones antropogénicas de mercurio en la atmósfera
de 1.930 toneladas métricas. 70 Y sin embargo se usa más mercurio en la producción
del monómero de cloruro de vinilo que en la mayoría de otras fuentes intencionales.
Hay buenas razones de sentido común para suponer que la producción de MCV es un
contribuyente importante a la contaminación mundial por mercurio. Sin embargo, si se
utilizaran los cálculos de emisión mundial del PNUMA como indicador, podría llegarse a la obviamente falsa conclusión de que la producción de MCV tiene una contribución cero a la contaminación mundial total por mercurio.
Fuente: Introducción a la Contaminación
por Mercurio para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales