Cambio climático


   

Cambio climático

No obstante, la Convención continúa actuando como eje de la acción intergubernamental para el cambio climático y, a la vez, constituye el soporte para acciones clave en materia de información sobre circunstancias nacionales y evolución de las emisiones, financiamiento, transferencia de tecnología y otras cuestiones que
integran la columna vertebral del proceso de regulación internacional para mitigar el cambio climático.
5.1.3. EL Protocolo de Kyoto
La voluntad política de la comunidad internacional dirigida a mitigar el cambio climático global consiguió plasmarse en 1997 en el Protocolo de Kyoto.
Entre los principales elementos que integran la arquitectura del Protocolo se cuentan:
• Compromisos cuantitativos que incluyen metas de emisión y compromisos generales.
• Implementación de políticas y medidas nacionales y de mecanismos de flexibilización, que contribuyan a hacer viable el cumplimiento de los compromisos.
• Minimización de impactos para los países en desarrollo, incluyendo la creación de un Fondo de Adaptación.
• Preparación de inventarios nacionales de emisiones para la generación de un sistema de información internacional.
• Sistema de aseguramiento del cumplimiento de los compromisos asumidos por las Partes.
Tabla Nº3: Indicadores de emisión. Participación de algunos países en las emisiones de CO2 y toneladas de emisión de CO2 por habitante.
Los gases de efecto invernadero cubiertos por el Protocolo de
Kyoto son:
• Dióxido de Carbono (CO2)
• Metano (CH4)
• Óxido Nitroso (N2O)
• Hidrofluorocarbonos (HFCs)
• Perfluorocarbonos (PFCs)
• Hexafloruro de azufre (SF6)
Se estima que los primeros tres gases generan aproximadamente el 50%, 18% y 6%, respectivamente, del efecto del calentamiento global debido a las actividades humanas. Existen otros gases de efecto invernadero no cubiertos por el Protocolo de Kyoto. Alguno de ellos son cubiertos por el Protocolo de Montreal, ya que también contribuyen al adelgazamiento de la capa de ozono.
Los compromisos cuantitativos de limitación y reducción d emisiones, establecidos por el Protocolo, representan una reducción agregada que –para todos los países que tienen esa obligación– alcanza al menos al 5% de los niveles de emisión verificados en
1990. Esos niveles deben alcanzarse en el primer período de compromiso, establecido entre 2008-2012.
Todos los países del Anexo I tienen metas individuales de emisión, que están enunciadas en el Anexo B del Protocolo y que fueron establecidas luego de intensas negociaciones.
Para atenuar las presuntas cargas económicas derivadas del proceso de reducción de emisiones al que deben someterse los países con compromisos cuantitativos, el Protocolo de Kyoto crea un conjunto de mecanismos de flexibilización:
• Implementación conjunta de proyectos
• Mecanismo de Desarrollo Limpio
• Comercio de emisiones
Sin embargo, la entrada en vigencia del Protocolo se ha visto demorada por los desacuerdos respecto de su implementación, que reflejan el diverso abordaje que los países hacen de la cuestión ambiental, la existencia de patrones de consumo diferenciados y culturas contrastantes y, a la vez, la existencia de intereses económicos divergentes, en un escenario internacional signado por enfrentamientos crecientes, problemas de seguridad, el aumento de la desigualdad, y en el que predominan estrategias nacionales contrapuestas, que dificultan el logro de acuerdos y relegan la
importancia de la dimensión ambiental en la agenda internacional.
Fuente: Cambio Climático
Proyecto Ciudadanía Ambiental Global
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Oficina Regional para América Latina y el Caribe (PNUMA/ORPALC)
Boulevard de los Virreyes 155, Colonia Lomas de Virreyes
11000, México D.F., México
Tel.: (52) 55-5202-4841
Fax:(52) 55-5202-0950
Correo Electrónico: ciudadania@pnuma.org
http://www.pnuma.org
http://www.pnuma.org/ciudadania/index.php
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid