Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid Reptiles




Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid

Reptiles
Una de las características más significativas de los reptiles es que
tienen la piel recubierta de escamas. Son básicamente terrestres,
aunque algunas especies se han adaptado al medio acuático, y existen
dos grupos claramente diferenciados:
• Los Quelonios, han desarrollado un caparazón rígido, (aplanado en
las especies acuáticas y abombado en las terrestres), y los dientes se
han modificado formando un pico de naturaleza córnea. Se incluyen
en este grupo las tortugas y galápagos.
• Los Escamosos, sin caparazón y con dientes de diferentes
morfologías, grupo al que pertenecen serpientes, lagartos, etc.
Los reptiles, al contrario que los anfibios, ponen huevos con cáscara,
que puede ser flexible en el caso de los de vida acuática (galápagos,
por ejemplo) o rígida en los que ocupan medios terrestres. Los
pequeños individuos surgidos de esos huevos son similares al adulto
pero de pequeño tamaño, no sufriendo metamorfosis.
La columna vertebral también tiene ciertas peculiaridades; por ejemplo,
en formas reptantes como las serpientes, el número de vértebras es
muy elevado (en algunas especies mas de 400 vértebras).
Además, en muchos escamosos (lagartos, lagartijas… ) existe la
capacidad de provocar voluntariamente una fractura a nivel de las
vértebras de la cola, mediante contracciones de unos músculos
especiales. Esto es un mecanismo defensivo que se produce cuando el
individuo es apresado por la cola, ya que esta se desprende del cuerpo
y permite al animal escapar. Posteriormente se regenera la cola, aunque
no tiene la misma estructura (está formada por cartílago, no por hueso)
y ya no puede volver a desprenderse voluntariamente.
Dependen de fuente externa de calor, generalmente de la luz solar, por
eso se les llama animales de “sangre fría”, aunque es precisamente
este fluido el que recoge el calor absorbido por la piel y lo reparte por el
resto del cuerpo. En la Comunidad de Madrid existen 25 especies de
reptiles, algunas de las cuales resultan de interés especial debido a su
estado de conservación.


Galápago Europeo (Emys orbicularis)
Quelonio de agua dulce cuyo caparazón no llega a medir mas de
250 mm. Su coloración es oscura con manchas amarillentas, tanto el
caparazón como la piel. Puede encontrarse en gran variedad de medios
acuáticos limpios, desde ríos o arroyos hasta lagunas o pantanos.
Poblaciones muy reducidas en el oeste madrileño, y limitadas a la
Sierra de Guadarrama.
Entre sus principales amenazas se encuentran la destrucción,
contaminación o alteración de hábitats acuáticos, la presión humana y
la competencia con especies alóctonas introducidas como el Galápago
de Florida (Trachemys scripta).
Fuente: Especies amenazadas de la Comunidad de Madrid
Textos: Brinzal
Diseño: De••Dos, espacio de ideas
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid