Introducción a la Contaminación por Mercurio para las ONG



Introducción a la Contaminación por Mercurio
para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
La directriz de la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos para
el pescado que se comercializa es de 0,5 microgramos de mercurio total
por gramo de peso húmedo, y Salud Canadá estableció una directriz de
0,2 microgramos de mercurio total por gramo de peso húmedo para los
consumidores frecuentes de pescado.53
En general, los grandes peces depredadores tienen los niveles más altos de
metilmercurio en sus tejidos; los peces más grandes y los peces de más edad
tienden a estar más contaminados que los peces pequeños y los peces más
jóvenes. El metilmercurio en los peces está unido a la proteína del tejido
más que al tejido graso. Por lo tanto, recortar la grasa y quitar la piel del
pescado contaminado con mercurio no reduce el contenido de mercurio de
la porción de filete. La cocción tampoco reduce el nivel de metilmercurio
del pescado.54
Un documento de orientación preparado conjuntamente por la EPA y la
FDA afirma que casi todos los peces y mariscos contienen cantidades traza
de mercurio y que algunos peces y mariscos contienen niveles que pueden
dañar el sistema nervioso en desarrollo de un feto o de un niño pequeño.
El riesgo, por supuesto, depende de la cantidad de pescados y mariscos
consumidos y de los niveles de mercurio que estos contienen. La guía
aconseja a las mujeres embarazadas, a las que están amamantando, a las
mujeres que pueden quedar embarazadas y a los niños de corta edad evitar
totalmente el consumo aquellas especies de pescado que por lo general
contienen niveles inaceptablemente altos de mercurio, como el tiburón, el
pez espada, la sierra y el blanquillo (Tilefish en inglés). Aconseja además
que no coman más de 340 gramos (12 onzas) a la semana de los pescado y
mariscos que son más bajos en mercurio. En promedio, esto significa que
no deben comer más de dos platos de pescado a la semana. La guía sugiere
finalmente que se informen a nivel local sobre la inocuidad de los pescados
de la zona, y si no hay información confiable, que se limiten a solo un plato
semanal de pescado de la zona.55
El documento de orientación sugiere, sin embargo, que no se eliminen
completamente de la dieta el pescado y los mariscos. Hace notar que,
---------------------------------------------------------------
53 Lyndsay Marie Doetzel, “An Investigation of the Factors Affecting Mercury Accumulation in Lake Trout, Salvelinus Namaycush, in
Northern Canada,” http://library2.usask.ca/theses/available/etd-01022 007-094934/unrestricted/LyndsayThesis.pdf.
54 Ibid., p. 8.
55 “What You Need to Know About Mercury in Fish and Shellfish: Advice for Women Who Might Become Pregnant, Women Who are
Pregnant, Nursing Mothers, and Young Children,” U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Environmental Protection
--------------------------------------------------------------------
dejando de lado el mercurio, el pescado y los mariscos son una fuente
muy nutritiva de alimentos: contienen proteína de alta calidad y otros
nutrientes esenciales, son bajos en grasas saturadas y contienen ácidos grasos
omega-3 que son importantes para la nutrición. 56 Los expertos en salud
recomiendan a menudo elegir pescados bajos en mercurio y altos en ácidos
ácidos grasos omega-3.
Desafortunadamente los consejos sobre el consumo de pescado pueden
ser confusos y difíciles de seguir. Hay una gran variabilidad de los niveles
de mercurio en el pescado, dependiendo de la especie, el lugar donde se
pescó, su tamaño, la época del año y otras consideraciones. La elección
se hace aún más complicada por el hecho de que en los países altamente
industrializados, el pescado disponible en el mercado o en el menú de los
restaurantes probablemente fue embarcado a medio mundo de distancia.
Sin embargo, en los países ricos, la mayoría de las mujeres y los niños
pueden elegir limitar su consumo de pescado a no más de dos platos a la
semana y aún mantener una dieta nutritiva, reemplazando el pescado por
otros alimentos ricos en proteínas. No obstante, hay muchas personas en el
mundo para las cuales la restricción del consumo de pescado puede no ser
una opción realista.
Fuente: Introducción a la Contaminación por Mercurio
para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GLOSARIO DE SALUD AMBIENTAL EN ESPAÑOL - Ácido nítrico / Nitric acid