La contaminación de los mares Fuentes de Desperdicios Marinos


   

La contaminación de los mares
Fuentes de Desperdicios Marinos
Existen dos fuentes desde las cuales la basura marina contamina nuestros mares.
La primera proviene de fuentes terrestres y estas incluyen los usuarios, aguas de escorrentías, vertederos, basura sólida, ríos y quebradas, estructuras flotantes y recipientes con basura. La basura marina también proviene del desbordamiento de alcantarillados sanitarios y pluviales. Algunos desperdicios típicos de éstas fuentes incluyen desperdicios médicos, basura de la calle y aguas residuales. Las fuentes terrestres causan el 80% de la basura marina encontrada en nuestras playas y cuerpos de agua.
La segunda fuente de basura marina proviene de actividades llevadas a cabo en los mares, y este tipo de basura incluye basura de las galeras o cocinas en los barcos, basura generada por náutas recreativos o pescadores y en las facilidades de exploración y producción de gas y petróleo.
A éste problema se suma el flujo poblacional que existe en nuestras costas. Un mayor número de personas significa mayores cantidades de áreas pavimentadas y basura generada en las zonas costeras. Estos factores, mezclados a una creciente demanda por productos manufacturados y empacados, han llevado a un aumento en la cantidad de
basura sólida no-biodegradable en nuestros cuerpos de agua.
Efectos de la basura marina hacia la fauna salvaje
Principales tipos de daño directo hacia la fauna causado por desechos marinos:
Enredos
Los animales rodeados o atrapados por desechos, nadan o se arrastan hacia el interior de un objeto (lata, botella) pero no pueden salir de allí. Esto puede ocurrir accidentalmente o porque el animal es atraído por el objeto como parte de su comportamiento normal o por curiosidad.
Los desechos de gran tamaño atrapan a los animales y los de menor incrementan otros factores. Los objetos pequeños se enganchan en el manto marino y atrapan a los animales. A veces el desecho se entrelaza, quitándole la posibilidad del crecimiento. También los tejidos de un animal pueden seguir creciendo alrededor de un objeto clavado en su carne.
Los animales pueden usar un trozo de basura marina como refugio, como material para anidar o como un objeto de juego. Usualmente, peces y crustáceos entran a trampas perdidas, buscando refugio o comida, nunca pudiendo salir.
También las aves levantan objetos de plástico para construir sus nidos, así sus pichones pueden enredarse y morirse sin ni siquiera salir de casa.
Un animal puede pensar que la basura es una fuente de comida, esto ocurre si una planta u otro animal están atrapados en el desecho. Las Aves Marinas pueden ser atraídas hacia peces enredados en redes o líneas de pesca.
Las redes de pesca descartadas van a continuar atrapando peces aún cuando no se supone que lo deben hacer. Las redes e hilos de pesca desechados o perdidos que siguen "pescando" son sólo un ejemplo de amenaza invisible y son un grave problema en los mares de todo el mundo.
Cuando un animal enredado trata de liberarse el mismo puede sufrir grandes heridas por una red, soga, embalaje de latas o cualquier cosa que lo haya atrapado. Si sobrevive, la herida puede derivar a infecciones o pérdida de miembros. También al enredarse el animal puede perder su habilidad de nado, causándole posteriormente dificultades para moverse, para encontrar comida y escapar de predadores. Sin embargo en la mayoría de los casos el animal muere por estrangulación o sofocación.
Ingestión
Esta ocurre cuando un animal traga desechos. A veces pasa accidentalmente, pero generalmente los animales se alimentan de estos objetos porque son físicamente similares a su comida original.
Esto puede derivar a inanición o desnutrición, si el material ingerido bloquea el conducto intestinal y no permite la digestión.
El desecho ingerido también puede acumularse en el tracto digestivo y hacer sentir al animal lleno. Esto provocará que no busque más comida.
La ingestión de objetos filosos puede causar daños en el tracto digestivo o en el
revestimiento del estomago causando una infección y/o dolor.
Los desechos pueden parecerse al tipo de comida que es normal en la dieta de
un animal. Ejemplos típicos, cuando las tortugas comen bolsas de plástico
confundiendolas con medusas y cuando las Aves se alimentan de bolitas de
plastico confundiendolas con huevos de peces, pequeños cangrejos o plancton.
Los animales, particularmente las Aves Marinas, también alimentan a sus pichones con desechos en vez de con comida apropiada.
Fuente: http://www.eco2site.com/informes/cont-mari.asp (1 de 4)03/04/2006 10:22:38

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales