CAMBIO CLIMÁTICO: FUTURO NEGRO PARA LOS PÁRAMOS



CAMBIO CLIMÁTICO:
FUTURO NEGRO PARA LOS PÁRAMOS

Las potenciales consecuencias del cambio climático no son uniformes en todo el planeta y dependen de diversos factores. La intensidad y la distribución de los efectos del cambio climático variarán de región en región. El cambio climático supone un importante factor adicional de presión sobre la capacidad de los sistemas naturales para proporcionar, de manera sustentable, los bienes y servicios necesarios para el desarrollo económico y social; en particular, para el abastecimiento de agua dulce, aire, alimentos, energía, salud y empleo.
------------------------------------------------------
2 | En el efecto invernadero actúa la radiación proveniente del Sol (predominantemente de onda corta) y la radiación emitida por la Tierra (de onda larga o infrarroja). La atmósfera tiene una gran capacidad de absorción de la radiación infrarroja (debido a la presencia de gases de “efecto invernadero” como el vapor de agua, el dióxido de carbono y en menor cantidad los gases trazas -metano, óxido nitroso y ozono troposférico). La opacidad de la atmósfera frente a la radiación infrarroja, relacionada
con su transparencia a la radiación de onda corta, se denomina comúnmente efecto invernadero. Con este efecto se mantiene la temperatura de la superficie terrestre y de la tropósfera (parte inferior de la atmósfera que se extiende desde la superficie hasta unos 10-15 km de altura) en un nivel que ha permitido el desarrollo de los ecosistemas naturales tal como los conocemos hoy.
------------------------------------------------------
El Cambio Climático tendrá lugar en un contexto de desarrollo económico desigual, tornando a algunos países más vulnerables que otros. Por falta de recursos para paliar sus efectos, los países menos desarrollados serán los más vulnerables. Aunque todos los países se verán afectados, los países pobres sufrirán las consecuencias primero y en forma más intensa.
La humanidad se encuentra ante una encrucijada histórica. El desafío que enfrentamos es evitar un cambio climático totalmente fuera de control. Los científicos advierten que si aumenta la temperatura global más de 2ºC en relación con los niveles preindustriales, estaremos generando un cambio climático catastrófico y desencadenando procesos que provocarán, además, la liberación de más emisiones de gases de efecto invernadero, lo que coloca al calentamiento global en un proceso que se realimenta a sí mismo.
El calentamiento que ya hemos experimentado, más 1°C adicional que se espera, debido al efecto “retardo” de los gases de efecto invernadero que ya están en la atmósfera, nos ponen al límite de los 2°C. Si cruzamos este umbral, los impactos económicos, sociales, políticos, culturales y ambientales serán indescriptibles.
El informe del IPCC del 2007 describe un cuadro inequívoco sobre el cambio climático global.
Aún así, desde su publicación hasta hoy, las observaciones realizadas y una serie de nuevos estudios han mostrado que el cambio climático está ocurriendo más rápido de lo que las peores proyecciones del IPCC habían estimado. Debido a ésto, las estimaciones acerca del nivel necesario de reducción de emisiones deberán ser revisadas.
El mundo necesitará realizar más rápidas y fuertes reducciones de emisiones de GEI que las previstas si queremos tener chances de evitar una catástrofe climática.
Colombia es altamente vulnerable a los impactos del cambio climático y, como
señalan diversos estudios, con un aumento acelerado de la temperatura global
del planeta sus efectos se sentirán a nivel social, económico y ambiental. Aunque
Colombia no es uno de los responsables principales de haber causado el problema
del cambio climático -su contribución llega a 0,3% del total de gases de efecto
invernadero emitidos a la atmósfera- los datos de los impactos locales son alarmantes:
la mitad del país se vería afectado negativamente debido a cambios en el patrón de precipitaciones (lluvias); la infraestructura turística de la Isla de
San Andrés sufriría consecuencias negativas al desaparecer 17% de su territorio;
casi la totalidad de los nevados y glaciares desaparecerían completamente, así
como el 75% de los páramos.
En particular, los páramos son considerados uno de los ecosistemas colombianos
más vulnerables a escenarios de cambio climático y los impactos previstos tienen poco márgen de error: los cambios serán fatales, irreversibles.
Fuente: www.greenpeacecolombia.org
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales