Contaminación


  

Contaminación

La generación de residuos biológicos, químicos o físicos en el medio ambiente, que se introducen por encima de su capacidad para eliminarlos, es una de las amenazas más graves que sufre nuestro planeta el día de hoy. La transmisión y difusión de todo tipo de forma de energía o sustancia “basura”, está provocando daños y desequilibrios en nuestro entorno ambiental, afectando la calidad del aire, del agua y del suelo. A su vez, la contaminación sónica o acústica –la que hace referencia al ruido excesivo– daña nuestros oídos, mientras que la contaminación visual ensucia la belleza paisajística que observamos. La contaminación térmica –el ingreso de aguas calientes en sistemas acuáticos naturales– es otro tipo de polución nefasta para el ambiente, sobre todo para las especies dulceacuícolas.
Otros tipos de contaminación incluyen a la lumínica, radiactiva, electromagnética,
publicitaria y cultural. Todas estas formas de contaminación del ambiente se acrecientan cada vez más en las diferentes ciudades y sus alrededores, en muchos países del mundo. Son causadas por la sociedad moderna que con su progreso tecnológico y actuación poco responsable cambia el equilibro físico del planeta.
Acciones integradas y coordinadas son inmediatamente requeridas, ya que no se puede aceptar que más de tres millones de personas mueran cada año debido a la contaminación, como indica un recién estudio de la Organización Mundial para la Salud (OMS).
La contaminación atmosférica
En la actualidad, los tipos de contaminación más devastadores son la atmosférica (aire),
la acuática (agua dulce y marina) y la del suelo o terreno. La contaminación atmosférica
resulta del escape de gases de los vehículos, de la emisión de sustancias tóxicas de las
industrias incluyendo el mercurio y el plomo, y de la producción de humo procedente de
incendios forestales. Todos estos factores causan una creciente contaminación del aire
que afecta de manera negativa la salud de los ecosistemas, su flora y fauna, y por último, el bienestar del ser humano. El esmog urbano, o neblumo, es cada vez más frecuente en ciudades muy pobladas como la Ciudad de México, donde una nube de humo cubre casi todos los días la gran área metropolitana. Como consecuencia, nuestra salud se ve perjudicada al contraer infecciones en las vías respiratorias, por la irritación que molesta a los ojos, la naríz, etc. Hoy día, la generación de energía por la quema de materiales orgánicos como los combustibles fósiles, tanto en las plantas generadoras de energía eléctrica como en los motores de los automóviles, es la actividad que más contamina la atmósfera. Además, los gases productos de estas actividades no solo ensucian el aire, si no que también contribuyen de manera significativa al problema del cambio climático a través de la acumulación de los gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera que a su vez causa el calentamiento global.
Fuente: Kappelle, M. 2009. "Contaminación." En: Fundación Global Democracia y Desarrollo
(FUNGLODE)/Global Foundation for Democracy and Development (GFDD).
Diccionario Enciclopédico Dominicano de Medio Ambiente. Disponible en línea en:
http://www.dominicanaonline.org/DiccionarioMedioAmbiente/es/cpo_contaminacion_bis
.asp
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales