Reciclaje de los Plásticos


 Problemas Con el Reciclaje de los Plásticos
Existe una variedad de más de 3000 diferentes productos plásticos en el mercado. Entre estos, es
posible solamente recuperar los más comunes, bajo la condición que se puedan separar
completamente según los diferentes materiales. Un reciclaje completo del plástico no es posible.
Siempre se obtiene un producto de menor calidad que el producto original (“downcycling”). Por
esto, no se puede repetir muchas veces el reciclaje de plástico.
Esto es debido a la variedad de los plásticos en el mercado. Es verdad que el 90 % de los plásticos
usados en los hogares pertenecen a las categorías PP, PE, PS y PVC (ver Cuadro 3). Pero se utilizan
varios químicos aditivos (suavizantes, colores, estabilizadores, ablandadores) que cambian las
propiedades de estos plásticos. Por consecuencia, dos productos hechos del mismo plástico pueden
tener características diferentes, lo que afecta a la calidad del producto hecho de plástico reciclado.
Hay también el problema que el plástico de algunos embalajes reacciona con los materiales que
contiene. Si, por ejemplo, se conservan químicos agrícolas dentro de un recipiente de plástico, este
plástico quedará contaminado con los químicos. En el caso de reciclaje, el producto reciclado
todavía contendrá esta contaminación. Por consecuencia, es muy importante clasificar los plásticos
no solamente según el tipo de material pero también de acuerdo a su uso anterior y su procedencia.
Sin embargo, se recomienda a cada municipio que intenta realizar una gerencia integral de los
desechos sólidos que incorpore en la capacitación de la población el tema de los plásticos. El mejor
método de evitar la contaminación del medio ambiente y daños a los consumidores, es limitar el
consumo de plásticos al mínimo. Un buen ejemplo para eso sería remplazar las fundas de plástico
que se utilizan en abundancia en los mercados, supermercados y comercios por fundas reutilizables,
fundas hechas de papel usado por los mismos vendedores o canastas. Sería también importante
crear una conciencia entre los consumidores concerniente a los embalajes de plástico en general,
para que prefieran el producto menos embalado en vez de él que tiene el embalaje más vistoso.
Lo mismo es válido para los envases de plástico de bebidas y otros alimentos. Una parte de estas no
se recupera porque no hay un mercado suficiente en el país, y la parte que se recupera no se debería
usar otra vez para producir recipientes de alimentos, debido a requerimientos higiénicos.
Es verdad que los recipientes de plástico para bebidas son mucho menos pesados que productos
alternativos de vidrio. En una carga de 10 toneladas de bebidas en recipientes de plástico, se
encuentran 400 kg de plástico y 9600 kg de bebidas. Si la misma carga consiste de recipientes de
vidrio, la división de los pesos sería mucho menos favorable: 3700 kg de vidrio contra 6300 kg de
bebida /6/. Esto significa una pérdida de energía considerable debido al transporte del material de
empaque. Por eso, los envases de plástico tienen muchas ventajas cuando se trata de transportar los
productos a larga distancia. Se pierde esta ventaja si se trata del mercado local (empresa embaladora
y mercado de consumo en la misma ciudad).
Fuente: Eva Röben
Municipio de Loja/ DED (Servicio Alemán de Cooperación Social-Técnica)
Loja, 2003
____________________________________________________________________________________________
DED Ecuador Ilustre Municipalidad de Loja
www.ded.org.ec www.municipiodeloja.gov.ec
02-22 29 319
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales