El mercurio en la atmósfera


El mercurio en la atmósfera
La mayor parte del mercurio presente en la atmósfera se halla en estado gaseoso,
pero una parte de él está adherida a material particulado. El mercurio gaseoso es más
que nada mercurio elemental, pero un pequeño porcentaje se ha oxidado para formar
compuestos de mercurio, como el cloruro de mercurio y el óxido de mercurio.
El vapor de mercurio puro, llamado también mercurio elemental gaseoso (MEG), tiene
una muy escasa solubilidad en agua y es muy estable en la atmósfera, con un tiempo
de residencia de entre seis meses y dos años. Esta estabilidad permite que el mercurio
elemental soporte el transporte a larga distancia y hace que las concentraciones de MEG
sean bastante uniformes en la atmósfera. Sin embargo, el hemisferio norte, con mayor
desarrollo industrial, tiene concentraciones atmosféricas de MEG más elevadas que el
hemisferio sur.
A los compuestos de mercurio que se encuentran en estado gaseoso en la atmósfera se
les conoce por lo general como mercurio gaseoso reactivo, o MGR. Los compuestos de
MGR son más reactivos químicamente que los compuestos de MEG y son generalmente
solubles en agua. El MGR es mucho menos estable en la atmósfera que el MEG, y
la lluvia y otras formas de precipitación pueden eliminarlo de la atmósfera. Esto se
llama deposición húmeda. El MGR también puede ser eliminado de la atmósfera sin
precipitación, a través de un proceso denominado deposición seca.
El MGR permanece en la atmósfera sólo por un período bastante corto. El mercurio
adherido a partículas también permanece un tiempo relativamente corto en la atmósfera
y también puede ser eliminado con bastante rapidez por deposición húmeda y seca.
Debido a que el MEG es un gas sin una alta solubilidad en agua, las precipitaciones no
lo eliminan en forma eficiente de la atmósfera. Sin embargo hay variados mecanismos
mediante los cuales el MEG puede ser objeto de deposición, y estos mecanismos están
siendo investigados. Algunos estudios relacionan la deposición del MEG con reacciones
fotoquímicas en las capas superficiales de la atmósfera. Algunos indican que la
deposición seca del MEG puede ocurrir en el dosel de los bosques (El dosel, es decir la
unión de las copas de los árboles que se juntan unas con otras para conformar el techo
de los bosques, n. trad) y que éste es un sumidero importante para el MEG atmosférico.
Otro estudio ha encontrado indicaciones de que bajo ciertas condiciones el MEG puede
ser eliminado de la atmósfera en la capa límite marina. , ,
La literatura relacionada con este tema informa sobre un fenómeno relativamente
reciente denominado episodio de agotamiento del mercurio atmósferico (AMDE:
atmospheric mercury depletion event). Investigaciones realizadas en el Ártico superior
de Canadá mostraron que cada primavera, durante el amanecer polar, la concentración
de mercurio en la atmósfera bajaba bruscamente y al mismo tiempo se agotaba el
ozono presente en el aire superficial. Se ha comprobado la ocurrencia de los AMDE
en las regiones árticas y antárticas. Estos episodios de agotamiento son causados
probablemente por reacciones fotoquímicas en la atmósfera baja, entre compuestos
de ozono y halógeno de origen marino principalmente, en especial óxidos de bromo.
En este proceso se destruye el ozono, y el mercurio elemental que se halla presente
en la atmósfera se oxida y se convierte en compuestos de mercurio gaseoso reactivo.
Se calcula que aproximadamente unas 300 toneladas métricas de este mercurio
reactivo se depositan anualmente en el Ártico debido a los AMDE. El resultado de esto,
aparentemente, es la duplicación, o más, de la cantidad de deposiciones de mercurio en
el Ártico, por sobre lo que podría esperarse en ausencia de estos episodios primaverales
de agotamiento. Más aún, estas deposiciones de mercurio causadas por los AMDE
parecen estar formadas por compuestos de mercurio oxidado biodisponible. ,10,11 El
descubrimiento del fenómeno de los AMDE ayuda a explicar en mejor forma por qué
los habitantes del Ártico sufren el impacto de una desproporcionada exposición al
metilmercurio.
Continúan entretanto las investigaciones acerca de los mecanismos por los cuales el
mercurio contenido en el MEG atmosférico se deposita sobre la tierra y sobre el agua.
Fuente: Introducción a la Contaminación por Mercurio
para las ONG
Por Jack Weinberg
Asesor Experto en Política Pública
Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes
Orgánicos Persistentes (IPEN)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Contaminación con mercurio: Efectos neurológicos

El mercurio en los medicamentos tradicionales